Local

Encarecimiento del contrabando estanca las ventas en los mercados

El encarecimiento de los productos argentinos, que en su mayoría ingresan al país de manera informal, ha generado un cambio en los hábitos de consumo de la población tarijeña, que en estos últimos meses ha optado por consumir la producción nacional. Aunque, algunos de los productos del vecino país todavía se mantienen con precios por debajo de los locales.

Esta situación deja en evidencia que las fluctuaciones en la economía argentina y las medidas adoptadas por su gobierno impactan directamente en la estabilidad económica de Tarija. Este fenómeno se atribuye al gobierno de Javier Milei en Argentina, que ha resultado en un aumento significativo en los precios de los productos importados, sean legales o ilegales.

Comerciantes del mercado Campesino, uno de los principales centros de abasto de Tarija, informan sobre una disminución en la demanda de algunos productos argentinos, especialmente aquellos cuyos precios han experimentado mayores incrementos. No obstante, categorías como productos de limpieza, bebidas y algunos comestibles continúan siendo preferidos por la población, a pesar de los incrementos de precio.

La semana pasada, El País en una entrevista con representantes del sector gremial de Bermejo y bagayeros de Yacuiba, advertía que el contrabando de productos como arroz, fideo, azúcar y papel higiénico, se ha revertido, y que vecinos de ciudades fronterizas del vecino país optan por llevar producto boliviano.

El ejecutivo de la Federación de Trabajadores Gremiales de Tarija, Enoc Ocampo, reveló que el aumento en los productos argentinos oscila entre el 30% y el 50% con respecto a los precios registrados hace seis meses, lo que de cierto modo ha generado un desafío económico para la población, que se ve obligada a tomar decisiones de consumo más conscientes.

Caen las ventas

Ocampo destacó otro aspecto preocupante, la disminución del poder adquisitivo de la población tarijeña. Según el dirigente gremial, las compras se realizan ahora en menor cantidad, lo que ha impactado directamente en las ventas del sector gremial. Comparando enero de 2024 con el mismo periodo del año anterior, informó una caída del 40% en las ventas de los gremiales.

“Han bajado las ventas, no están trayendo mucho, pero tampoco compran mucho aquí en Tarija. En las fronteras si bien hay mercadería, pero es menos que antes”, apuntó.

La difícil situación económica por la que atraviesa el país, sumado la escasez de dólares para la importación formal de productos del vecino país, hace que el dirigente gremial advierta un año complicado para el sector gremial.

“Vamos a sufrir bastante, las cosas suben, bajan y cada día hay más vendedores, cada día hay más desempleados y ellos ven el trabajo gremial como la principal fuente de ingresos para sus hogares. Y más somos vendedores que compradores”, detalló.

Fuente: El País

Loading

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *