InternacionalSin categoría

«Estaba trabajando», fue la insólita excusa de un hombre a su esposa cuando salía de un motel

Una esposa encontró a su esposo saliendo de un motel en Barranquilla (Colombia), la mujer estaba convencida de que su pareja le era infiel con otra mujer llamada Rosa, así que decidió seguirlo sin que se diera cuenta.

En un clip de 47 segundos se puede ver a la esposa totalmente furiosa, esperando en las puertas de un motel cercano a su localidad. La mujer con los brazos cruzados y luciendo un vestido azul miraba con ira el lugar.

Al momento en que su esposo salía del lugar Ingrid corrió a su encuentro, sin importarle las miradas ni opinión de los demás, sostuvo una tensa discusión porque estaba muy segura de que ‘había estado’ con alguien llamada Rosa

Una esposa encontró a su esposo saliendo de un motel en Barranquilla (Colombia), la mujer estaba convencida de que su pareja le era infiel con otra mujer llamada Rosa, así que decidió seguirlo sin que se diera cuenta.

En un clip de 47 segundos se puede ver a la esposa totalmente furiosa, esperando en las puertas de un motel cercano a su localidad. La mujer con los brazos cruzados y luciendo un vestido azul miraba con ira el lugar.

Al momento en que su esposo salía del lugar Ingrid corrió a su encuentro, sin importarle las miradas ni opinión de los demás, sostuvo una tensa discusión porque estaba muy segura de que ‘había estado’ con alguien llamada Rosa.

¿Quién tuvo la culpa?: Vehículo se mete a la ciclovía y un ciclista se cae por frenar
Al ver a su iracunda pareja el hombre intentó defenderse alegando que su presencia en el motel obedecía sólo a motivos laborales, por cuenta de un trabajo de plomería que estaba efectuando en el establecimiento de citas.

«Estoy es trabajando, estoy trabajando. ¿Cuál es el problema? Amigo (le preguntó a un testigo), ¿No estaba revisando un baño que usted me mandó a buscar?», fueron sus palabras en un intento desesperado por justificarse para evitar el regaño de su esposa y el escándalo que armó.

Pero Ingrid no aceptó sus explicaciones y continuó el enfrentamiento, incluso, en presencia de la policía, que fue alertada por los vecinos del lugar.

Le dijo: «Esto es una residencia. Sal, sal que te estoy esperando. No me interesa tu plomería; pero a Rosa te la jodo (…) Pago lo que sea y me revisan las cámaras. Si la metiste, y no digas mentiras, y revisó las cámaras, y pago lo que me pidan (…) ¡Sí la metiste! Hace una hora», gritó

Luego de proferir varias advertencias a Rosa accedió a irse a su casa con su pareja.

Loading

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *