Sin categoría

Israel arrasa el centro de Gaza e intensifica la ofensiva terrestre: «Quedan varios meses de guerra»

La ONU denuncia la «terrorífica» situación de la Franja, con 241 muertos en las últimas 24 horas, y Tel Aviv responde: el conflicto será largo

El ejército israelí está ampliando la ofensiva aérea y terrestre al centro de la Franja de Gaza, con una intensidad en los ataques que está llevando a la zona a una situación «terrorífica», según la ONU. Desde Nochebuena, el Gobierno de Benjamin Netanyahu está intensificando los ataques sobre Gaza, con bombardeos constantes y ampliando la incursión terrestre.

Las fuerzas israelíes bombardearon este martes campos de refugiados palestinos en el centro de Gaza y emitieron órdenes a los residentes para que evacuaran la zona. Todo son señales evidentes de que el ejército planea ampliar su ofensiva terrestre a otra sección del territorio. El principal proveedor de telecomunicaciones de Gaza, Paltel, anunció otra «interrupción total» de los servicios tanto para las líneas fijas como para las móviles.

La ampliación del conflicto a una posible nueva zona indica el largo y destructivo camino que aún queda por delante hasta que Israel dé por culminados sus objetivos. Durante semanas, las fuerzas israelíes han estado involucradas en cruentos combates urbanos en el norte de Gaza y en la ciudad sureña de Jan Yunis, empujando a los palestinos a rincones más aislados del territorio en busca de refugio, informa AP.

A pesar de la presión internacional para alcanzar un alto el fuego y los llamamientos de Estados Unidos a limitar el número de víctimas civiles, Benjamin Netanyahu advirtió el día de Navidad que la guerra «no está ni cerca de terminar» y el jefe del Estado Mayor del ejército israelí, Herzi Halevi aseguró ayer que «aún quedan varios meses» de ofensiva.

La guerra lanzada por Israel en respuesta a los atentados del 7 de octubre está siendo una de las campañas militares más devastadoras de la historia reciente. Más de 20.900 palestinos, dos tercios de ellos mujeres y niños, han muerto, según el Ministerio de Salud de Gaza, y más de 54.500 han resultado heridos. En las 24 horas que fueron de la tarde del domingo (Nochebuena) a la del lunes (Navidad), murieron más de 240 personas víctimas fundamentalmente de los intensos bombardeos. Sólo los campos de refugiados del centro de la Franja fueron objeto de 50 ataques en esas horas.

«Estamos profundamente preocupados por el continuo bombardeo del centro de Gaza por parte de las fuerzas israelíes», declaró la oficina de Derechos Humanos de la ONU.

Los residentes del centro de Gaza describieron el martes una noche de bombardeos y ataques aéreos que sacudieron los campamentos de Nuseirat, Maghazi y Bureij. Los campos son pequeñas ciudades urbanizadas que albergan a palestinos expulsados hace más de 70 años de sus hogares y a sus descendientes del territorio que ahora ocupa Israel. Pero estos días acogen también a decenas de miles de personas que han llegado huyendo desde el Norte, que ya fue arrasado por el ejército hebreo en los primeros dos meses de la guerra, que cumple 81 días.

El ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, declaró que su país se enfrenta a una «guerra multiarena» desde siete frentes distintos: Gaza y la Cisjordania ocupada, Líbano, Siria, Irak, Yemen e Irán. «Ya hemos respondido y actuado en seis de estos frentes», declaró ante la Comisión de Asuntos Exteriores y Defensa de la Knéset (el Parlamento israelí).

En el Norte, las tropas se están concentrando en el barrio de Daraj Tufah, en Ciudad de Gaza, que se cree que es uno de los últimos bastiones de Hamas en la zona, según los informes de los corresponsales militares israelíes, que reciben información de los mandos del ejército.

Según esos informes, el ejército pretende destruir aproximadamente el 70% de la infraestructura de Hamas, dejando el resto para nuevas operaciones durante las fases de menor intensidad de los combates.

Aun así, los combatientes de Hamas han demostrado una gran resistencia. El ejército israelí anunció la muerte de otros dos soldados, con lo que el total de muertos en la ofensiva terrestre asciende a 158, según cifras oficiales israelíes, que Hamas eleva a 10 veces esa cifra.

La directora ejecutiva para España de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA), Raquel Martí, ha asegurado que la situación en la franja de Gaza es «terrorífica» y que se impone el cese de la ofensiva y un alto el fuego que permita atender las «ingentes necesidades» de una población que se ve obligada a sobrevivir sin apenas ayuda humanitaria, informa Efe.

Martí incidió en que se necesita más financiación para atender a cientos de miles de personas se ven obligadas a sobrevivir sin ayuda humanitaria, ya que Israel solo permite llevar un 10% de la que se precisa, y no a todas las zonas. En su opinión, es necesaria una respuesta política contundente por parte de los gobiernos para poner fin a esta «cruenta ofensiva militar» y establecer un alto al fuego que permita atender a la población con seguridad ya que «142 colegas del UNRWA han perdido la vida» en este conflicto.

Martí incidió en que cada día se están viendo en directo violaciones del derecho internacional humanitario, empezando por un bloqueo férreo dentro de la Franja que impide la entrada de ayuda humanitaria, los bombardeos sobre la población civil e infraestructuras civiles y el desplazamiento forzoso de la población.

«La situación es terrorífica. Nunca se había visto en ningún conflicto que en tan poco periodo de tiempo hubiese más de 20.700 víctimas constatadas», concluyó.

Fuente: El Mundo

https://www.elmundo.es/internacional/2023/12/26/658b133ae4d4d851348b459c.html

Loading

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp
Copy link
Follow by Email